domingo, 20 de marzo de 2016

LAS COSAS QUE SE EMPIEZAN MAL Y CON PRISAS, AL FINAL SE DEMUESTRA QUE QUIEN DEBÍA PREOCUPARSE O VIGILAR LA CONSTRUCCIÓN, NI ESTABA, NI SE LE ESPERABA
Deposito de combustible para el horno crematorio


CAPITULO III

Lo que ven ustedes en la imagen de arriba, es el deposito de combustible que debía poner en marcha el horno crematorio. Ocurre que al llenarlo de combustible para probar el horno, se dieron cuenta que el suelo donde se encuentra, se estaba hundiendo. 

La maquinaria que ven a la derecha de la imagen, esta haciendo un hoyo para encontrar el fallo y reforzar la pared lateral, aunque aquí no quedo la cosa, aun hay más.

Debajo de éste deposito, se encuentra parte del sótano del Tanatorio, mas o menos donde se encontraba la floristería, si, ese negocio que no debía estar dentro del Tanatorio, debido a que estaba prohibido según ha manifestado el concejal de turno, aunque estaba autorizado (supongo) por la empresa concesionaria del Tanatorio, lo dicho, como:


 JUAN PALOMO, YO ME LO GUISO Y YO ME COMO.

Las imagenes que pueden ver a continuación, demuestran que después del dinero pagado por la obra, se tuvo que ampliar para reforzar con unas vigas, parte del techo del sótano, por no estar en condiciones de aguantar el peso del deposito de combustible.






El tamaño y grosor de las vigas, lo pueden ustedes aproximar tomando la segunda foto como referencia, donde se ve parte de la cámara frigorífica y viendo el ancho de una puerta (viene a ser aproximadamente el ancho de un cadáver), se harán una idea aproximada. Bueno, a parte de que aún deben seguir ahí, para comprobarlo.

Y esto, ¿tambien lo sabía el edil ARENCIBIA?

CONTINUARÁ PRÓXIMAMENTE.....
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Categorias

DAOIZ Y VELARDE

DAOIZ Y VELARDE

ONDA GUANCHE

¡¡MIRAAA!!

Artículos más leidos